Los pellets de biomasa son un biocombustible estandarizado a nivel internacional. Se trata de pequeños cilindros procedentes de la compactación de serrines y virutas molturadas y secas provenientes de serrerías, de otras industrias, o bien se producen a partir de astillas y otras biomasas de diversos orígenes, como en el caso de los agropellets. En el proceso de peletización no se utilizan productos químicos sino simplemente presión y vapor, aunque es posible encontrar también un porcentaje reducido de aditivos biológicos.

La certificación de los pellets de madera para uso no industrial es la ENplus®, y está basada en la norma Europea EN 14961-2. Según este sistema los pellets de madera se dividen en 3 calidades:

· La clase A1 representa pellets de madera virgen y residuos madera sin tratar químicamente, con bajos contenidos en cenizas, nitrógeno y cloro.

· La clase A2 engloba a los combustibles con un contenido ligeramente más alto que la A1 en cenizas, nitrógeno y/o cloro.

· En la clase B se permite utilizar también madera reciclada y residuos industriales aunque en ambos orígenes no se acepta maderas que hayan sido tratadas químicamente y de hecho hay valores máximos muy estrictos para los metales pesados.

Los agropellets tienen como materia prima residuos de origen agrícola (paja, restos de poda, cáscaras, etc.) y normalmente su uso queda circunscrito al ámbito industrial, debido a las mayores necesidades de mantenimiento que su uso plantea en los sistemas de combustión.

ESCOtermia recomienda la utilización, en el ámbito doméstico, de pellets certificados ENPlus A1, que presentan un bajo % de humedad y una durabilidad mecánica elevada (poca formación de polvo). El contenido en cenizas y azufre se sitúan por debajo del 0,7% y 0,05%, respectivamente. El contenido energético será como mínimo de 4,65 kWh/kg.

Pellets: formatos

Pellets: variedades

La forma más habitual en la que se suministran pellets, en el ámbito doméstico, es en sacos de 15 kg. Este formato es limpio, barato y versátil. El inconveniente que presenta es que los depósitos de almacenamiento de pellets en las estufas y calderas han de ser llenados de forma manual. Los sacos suelen ser de material plástico o bien de papel reciclado.

ESCOtermia suministra sacos de pellets ENPlus A1 en sacos de papel reciclado. Son agradables al tacto y permiten una mejor transpiración del pellet, por lo que éste se encuentra siempre con la humedad original, sin ningún exceso.

Escrito por ESCOtermia
Somos una empresa especialista en Biomasa y Servicios Energéticos, y como tal suministramos e instalamos equipos y combustibles, y desarrollamos proyectos energéticos, con los que se consigue un ahorro económico importante respecto del estado actual.